Posts etiquetados ‘Libros’

pag

Pío Baroja decía siempre: “Soy un fauno reumático que ha leído un poco a Kant”.

Esta noche conectando puntos, pensaba que en mi vida he tratado de hacer dos cosas: decir la verdad y no herir a nadie. Pero nunca he podido hacer ambas cosas a la vez.

¿La educación es quizás el método por el cual una persona adquiere más alto grado de prejuicios?

También esta noche, alguien o algo me ha hecho recordar una frase de Paul Valery: “Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre: el fuego, la humedad, los animales, el tiempo, y su propio contenido”.

Y escuchando a Sabina creo que en el amor, lo de menos es el insulto. Lo grave es cuando empiezan los bostezos.


Anuncios
… Yo soy de las que leen algunos libros varias veces; algunos; de uno de ellos recuerdo que repetía en varios capítulos esta frase :”Las cosas cambian. Parece increíble.Pero a veces cambian”.

Y es verdad. Ante ti aparece una piscina. No ves si tiene agua o no, pero el entono es ideal: cesped recién cortado… día caluroso y despejado… tumbonas comfortables…un socorrista al fondo con su eterno e inmaculado polo blanco…

Repito, no ves si tiene agua o no y sólo puedes acercarte hasta cierta distancia del borde. Y a ti te encanta nadar. Eres bueno nadando y hasta buceando. La historia es tirarte sin saber si hay agua o no,porque claro… sabes bucear, pero no quieres quedarte como Stephen Hawking….

Y de momento, ahí se queda la escena…

Siguiendo con el tema de las humedades… hoy me he acordado de las personas que viven ancladas en el pasado. Esa gente que desayuna con amargura, cena con resignación y de vez en cuando toma aperitivos de autocompasión.

Gente que lo único que sabe decir son lindezas tipo “tú me hiciste esto”, “soy así por tu culpa” “me arrepiento de haberte conocido” “me destrozaste la vida” etc…

La verdad que intento ponerme seria con el tema, pero es que no puedo… la primera imagen que me viene a la cabeza es la de una mujer con el pelo revuelto, ojerosa, maquillaje corrido y que dice todas estas cosas mientras teclea furiosamente por estos mundos de internet y se agarra a una botella de anís del mono mientras reza a sus dioses llamados tranquimazín y lexatin.

Para que luego digan que ser ateo mola….
No me gusta la gente rémora que se compadece…
Y tal…

BloodyMery hace mmm…