Posts etiquetados ‘Placer’

 

NEGRO: placer. Cuero. Azotes. Marcas. Corsé. Crèpe de seda. Más cuero. Armani. Jon Kortajarena. Preservativos Billy Boy.  Vodka negro. La antigua Nueva Orleans. Este teclado. Chanel. Historia de Ô.  Mi manicura. Wrong de Depeche Mode.

ROJO: unos twins de Camper.  Arañazo. Mordisco. Lápiz de labios de Shiseido.  La Pasionaria. Mi garganta. La sangre de Blancanieves. Una Red Delicious. Valaquia. You’ll never walk alone, el himno del Liverpool.

MARRÓN: hojas caídas en Urdaibai. El óxido del peine de los vientos. Botas altísimas de montar. Ataudes de roble. Chocolate malo. El perro de Scottex. El oso Yogui. Y Bubu. Isla de Encanta  de Pixies.

VERDE: la campiña inglesa. Tomillo y romero. Eau de Campagne de Sisley. Unos pendientes de plata y jade. Absenta con azúcar. Un jersey de angora. Nueva Zelanda. Juanjo Oliva. Poison Prince de Amy MacDonald.

ROSA: Babydoll de YSL. Una lengua húmeda. Las adolescentes de los 80. Las faldas y cancanes de los 50. Mis pezones.  Japón.  Las muñecas Blythe. Senza Fine de Gino Paoli. (Nen, la canción de nuestra boda en la otra vida)

AZUL: las camisas de la Falange. Tinta favorita. Labios a -35º. Sculpture de Nikos. Santorini. Bs Player. Twitter.  Hilo dental. Culos con vaqueros tono rinse. Blue Spanish Sky de Chris Isaak.

AMARILLO: Bob Esponja. Betadine. Rubber ducky. Mala suerte?. Marcadores fosforescentes.  Unas braguitas inocentes. Tánger. El pelo de algunas cuarentonas divorciadas.  El imperio contraataca, de Los Nikis.

BLANCO: la ropa favorita de Freddie Mercury. El maravilloso kimono que te ponen en las habitaciones de la planta 10 del hotel Puerta de América, diseñado, al igual que toda la planta, por Arata Isozaki. Psiquiátricos. La planta de algodón. Silas. La navidad.  Ck One de Calvin Klein. Semen. Dubai.   Violently Happy de Björk.

GRIS: ojos. Londres. Cristales empañados. El abrigo de Hitler. La parte trasera de los blisters de paracetamol de 1 gramo. Una mesa de autopsia. Dibujos a lápiz. First We Take Manhattan de Leonard Cohen.

NARANJA: mandarinas. Un símbolo para marcar en el WoW.  Tu banco y cada día el de más gente. Menéame. Azafrán. NY de DK. Pimentón. La “Koninginnedag” de Amsterdam.  Sunrise de Simply Red.


 

Según iba leyendo, se me ponían los pelos de punta. Pero entiendo todas y cada una de esas acciones. El instinto de supervivencia está por encima de todo eso.

Me ha recordado al libro “Hannibal” de Thomas Harris, cuando explica la infancia de Haníbal Lecter: su hermana pequeña, Misha, fue devorada por unos soldados junto a otros niños; Haníbal, que estaba también en el grupo de candidatos, se salvó. Es una descripción muy parecida a la que he leído aquí.

 

Canibalismo en Rusia en la 2ª Guerra Mundial. . El canibalismo alcanzó entre la población cotas hasta ahora insospechadas. El historiador británico Michael Jones acaba de publicar el libro “El sitio de Leningrado, 1941-1944” donde aporta nuevos y escalofriantes datos sobre el impenetrable cerco alemán que sufrió la ciudad soviética durante 872 días. Según ha descubierto Jones durante el sitio de Leningrado la falta de alimento hizo que se diera un elevado número de casos de canibalismo. 1.40 … Read More

via Tejiendo el mundo

Siempre sigo los festivales de cine de terror y fantástico, aunque es verdad que prefiero el terror. Desgraciadamente, hace muuucho que una película no me emociona y la mayoría de cosas que veo llevan años inventadas. Hay gente que cree que el gore se ha creado ahora, pero lleva años existiendo. Supongo que la mayoría habéis visto obras maestras como “El diablo metió la mano” o ” Braindead”. Bien. Pues ha llegado el momento de ver una nueva obra maestra.  Una joya llamada “A Serbian Film”.

Aviso. Es polémica. No os va a gustar. Pensaréis que el director, Srdjan Spasojevic,  es un enfermo.  Algunos incluso diréis que brutal, ilegal, gore, paranoica, snuff, porno, aberrante etc. Y todos tendréis razón. Pero es lo que hay. Puedes verla o dejarla pasar. Yo leí acerca de ella viendo las crónicas del festival de cine de Sitges.  Casi todo el mundo la calificaba como “brutalidad extrema pero fascinante”. Poco después, me llegan comentarios, rumores, consultas por msn e incluso debates televisivos donde la gente defiende y acusa sobre la temática y su director. Parece ser que hay una escena en la película realmente brutal, desgarradora y de dudosa moralidad. Y la hay. Vaya si la hay.

En un conocido magazine de la cadena amiga, se dijo que el director era un enfermo y que debería prohibirse la emisión de la película. Que nadie sabe realmente si esa -y otras escenas igualmente extremas- son o no reales.  Empieza la lucha por televisiones, radios, foros y demás entre los fans y detractores del film. El director es incluso agredido en la calle por gente que le llama “enfermo mental” y “depravado”. Incluso por gente que no la ha visto; simplemente por “lo que he oído por ahí” (dios nos salve del jurado popular).

Para poder opinar por mí misma, he visto la película en V.O. original con subtítulos en inglés.  Es un descenso brutal y absoluto hacia los instintos más bajos y pervertidos que puede tener un ser humano. No sólo hay escenas de sexo y desnudos por todas partes. En la película se dan cita todas las “filias” que podáis encontrar en el diccionario. Pero no os quedéis sólo con eso: detrás hay una historia truculenta y cruda. Un thriller que te mantiene en vilo hasta el impactante final sin poder apartar los ojos de la pantalla.

Eso sí. Te hiere la sensibilidad profundamente y hace que determinados principios se te tambaleen. Reconozco que la vi por puro morbo. Por cruzar esa línea que nos mantiene alejados de la brutalidad más primitiva. Por saber qué tipo de sensación me produciría ver determinadas escenas. Porque si me dan asco… se supone que soy normal. Pero si las observo con la fascinación que produce una mente abierta, qué soy? una depravada como su director??.  Me he involucrado y la he entendido, lo cual ha desatado aún más los instintos y prejuicios que tenía por ahí dormidos. Reconozco que he disfrutado enormemente con algunas de las escenas más sádicas, al igual que sé que otros disfrutarán de las escenas sexuales más explícitas mientras se masturban viéndola. En este primer pase, no he llegado a eso. Ya veremos qué pasa si la veo de nuevo.

Mi crítica negativa es para su ritmo, que a veces es demasiado lento y para algunas de sus escenas. Creo que podrían haber sido mucho más reales, pero también soy consciente que de esta manera te hacen pensar que no es real. Ojo… digo “pensar”. Otra cosa es que sí lo sea. Y con el tiempo tengo claro que será catalogada como “película de culto”.

Si tuviera que definirla: perturbadora, enfermiza, incómoda y fascinante. Pero me sigo quedando con “Irreversible” de Gaspar Noel, e interpretada por Mónica Bellucci y Vincent Cassel.

Dos momentos:

– “¿Eso significa que tendré que chupársela a un burro para conseguir trabajo?
-No es tan malo como parece, créeme.”

– “Una extraña clase de monjes meten siete cabritos adultos en una cabaña durante el verano. Los dejan un mes, hasta que sus pelotas son como melones. Cuando se ponen muy calientes, comienzan a follarse unos a otros. Los monjes sacan el semen ensangrentado y seco de sus pelotas y lo mezclan con leche. Hacen la mejor sopa de pan que existe. Tu eres mi cabrito, Milos. Yo soy tu monje.”

Aquí os dejo el trailer. Os insisto: abstenerse personas no habituales de este cine. Aunque… a mí determinados programas de televisión me parecen mucho más deleznables que esta película.

P.d. Curiosa la BSO de Wikluh Sky…

P.d2. Lo de Dragó follándose a las dos japonesitas de 13 años, sí que es aberrante… porque… ese hombre con el cuerpo arrugado que tiene, que en vez de piel tiene un pergamino… Lo siento por las japonesas.

PASADO

– A los 5 años tuve mi primer romance con John. El decía que yo era su novia y que sólo se casaría conmigo.  Era hijo de un director de banco y oveja negra de la familia. Tenía un ganso de mascota que le seguía a todas partes.  Salimos los veranos desde los 5 a los 7 años.  Muchísimo tiempo después nos volvimos a ver en un entierro. John es gay. Quiero pensar que yo no tuve nada que ver.  El ganso fue disecado porque  no podían tenerlo en su casa de la ciudad y John no volvió a dirigirle la palabra a su padre.

– El primer año de carrera me rapé el pelo. En el mes de febrero. Gran error. Qué frío. Me encantó la sensación; fue como romper con todo y empezar de cero. Lo peor, lo pesada que era la gente cuando me creció al uno. Todo dios tocándome la cabeza, con lo poco que me gusta. Lo mejor, cuando te preguntan con cara de supuesta pena “Estás enferma, no?” y yo ponía cara de más pena aún y decía “Sí, me quedan 6 meses”. Y a los 6 meses decía “eh, eh, que tengo prórroga”. La gente es tela.

– Una noche salía de una discoteca muy conocida en Madrid con mi amiga Inés. Cogimos un taxi y un coche lleno de poligoneros hizo una maniobra rara y si no llega a ser por la habilidad de mi taxista, nos la pegamos fijo. De repente, el señor taxista entró en enrage y dijo algo así como “van a ver estos niñatos”. Se puso en parelelo a los canis y empezó a increparles su actitud. Éstos se rieron, pero mi taxista, cual Robert De Niro en Taxi Driver, sacó una pistola de la guantera y les soltó un “qué? ahora quién se ríe?”. Inés casi se desmaya y yo disfrutaba como en una película de Tarantino. La cara de los niñatos no tenía precio: blancos como la cera. Mi taxista volvió a su trayecto normal y nos dice todo amable: “tranquilas que conmigo vais seguras, que esos críos sólo necesitaban una lección”.  Vivir eso en el Barrio de Salamanca fue la mejor experiencia de la noche, junto con  ver en el salpicadero las fotos de su mujer y 2 niños,  una figurita de San Cristobal y el banderín del Atleti.

PRESENTE

– En menos de una semana me voy a la montaña. Necesito desconectar y un sitio donde no haya ni cobertura ni wifi ni gente de ciudad. Regreso a un sitio donde ya he estado y donde me trataron muy bien. Recuerdo que la vez anterior me dejé la Pentax en el fondo de un armario del hotel y me llamaron para decirme que no me preocupara que me la envíaban a mi ciudad. Al día siguiente la tenía por servicio urgente de una conocida empresa de paquetería a las 8 de la mañana.

– No hay crisis. En mi consultora llevan un mes y medio buscando una persona para un puesto de att. al cliente de un gran organismo público. Es un puesto muy estable de larga duración y jornada parcial de mañana y fines de semana alternos. Pues nada. La gente nos dice eso de “sí pero mejor en Septiembre…”, “sí, me interesa mucho pero es que ahora con el verano….” “sí, necesito trabajar pero me pagáis lo mismo que en el paro y para eso me quedo en casa…”, “sí, pero yo sólo de lunes a viernes porque el fin de semana es que salgo de fiesta…”. Son respuestas literales anotadas en los CV de los candidatos apuntados a la oferta web.  Es decir, no hay crisis señores. Al menos en verano.

– Seguir devorando libros nuevos y releer algunos antiguos.  Si he conseguido que la mebita lea a Oscar Wilde, puedo conseguir cualquier cosa. Os recomiendo el nuevo tebeo de Mortadelo y Filemón “Mundial 2010”. Aunque el mejor sigue siendo el de “Mundial 82”.


FUTURO

– Un viaje a Londres con Anita para hincharnos a comprar en las rebajas inglesas.  Que tiemble Harrods si es que siguen existiendo para esa fecha.

– Celebrar un cumpleaños de forma salvaje. Tengo pensado quedar con todo el mundo que quiero y planificarlo como si fuera un tetris. Tendré que hacer reservas de hotel, transporte, locales, y, lo más complicado, conseguir coordinar a muchas personas que no tienen nada que ver entre ellas y que cada una son realmente peculiares.  Organizar es una locura pero hay resultados que merecen la pena.  Vendrá gente a la que todavía no conozco en persona. Comeremos, beberemos, cantaremos, haremos  como que bailamos, unos ligarán con las camareras, nos drogaremos, otros  follarán, habrá lágrimas en algún momento y -esta vez sí- muchas fotos del evento. Y después 1 semana en coma seguro.

– Seguir siendo la confesora y confidente de algunas personas. Me encanta. Me fascina. Me apasiona.

I WANT TO BREAK FREE…

Publicado: 2 diciembre 2009 en La Rebelión De Las Masas
Etiquetas:, , ,

A veces pienso que la realidad es una alucinación causada por la falta de alcohol. Y es cuando me planteo que a la fe la quieres porque la crees pero no la entiendes. No sé, quizá lo mejor del futuro es que sólo llega un día a la vez.  Y me acuerdo de la mejor que pronunció Nixon en su vida: “Hice todo de acuerdo a las reglas del juego, pero me las cambiaron a la mitad del partido”. Quizá sea verdad, al fin y al cabo lo bueno de lo malo es que no es lo peor.

Hace unas horas me reencontré con mi furbyto y fue un encuentro cálido, irónico y ágil como siempre. Hemos hablado de coches, de putas, de Blade Runner y de que algún día iremos a Israel a no celebrar la navidad. Me gustaría que hubiera más gente como él vagando por el mundo. Todo tendría mucha más calidad.

Mientras escucho a Placebo alguien me recuerda de nuevo por el msn que tenemos entradas para ver a U2 en Donosti en Septiembre de 2010. Quién sabe dónde estaré dentro de 10 meses.  Ojalá que sea en Japón o en andando descalza por un viñedo de la Toscana. Bajo la vista y me encuentro con 2 entradas para el concierto de Sabina de este próximo domingo en Bilbao. Ahora lo pienso y me da pereza. No puedo evitarlo y cojo el rotulador dorado y escribo en la mesa la palabra “pereza”. Casi choca con la ip del ventrilo de mi guild del Wow.  Una noche de estas tengo que sacarle una foto a la mesa: es una paranoia de madera negra y frases, palabras, dibujos y puntos por toda la superficie.

Es la 1:11 am y debería llevar una hora durmiendo. Últimamente duermo una media de 5 horas.  Me falta tiempo. Y cuando me voy pronto a la cama, termino cogiendo un libro o contesto sms pendientes. Al final voy a hacer caso al nen y voy a tirar el móvil.

Mientras dure la vida, que no pare el cuento.

P.d. Actualizo:  la foto es el resultado de ir por la calle empanada y casi chocarme contra eso…

05112009

– 1.78 es lo que mido.

– 1 mes es lo que falta para que me vaya de viaje a cierta ciudad para disfrutar de 10 días de fiesta salvaje sin control.

– 736 son las canciones que tengo ahora mismo cargadas en el Ipod

– 3 son los conciertos que me esperan antes de final de año: Depeche Mode, Sabina y Fito&Fitipaldis.

– 2 son los ordenadores que tengo  ahora mismo encendidos. El Mac está descansando.

– 12 son los sms que he recibido hoy.

– 5 es la altura en la que vivo.

– 3.95 es el precio de la revista Esquire

– 60 € es lo que cuesta un gramo de cocaína. Curioso que la droga ni suba ni baje de precio. Ni crisis ni nada.

– 4927 son los puntos que tengo con mi compañía de teléfonos.

– 4 son los años que he tenido a Jesus Vázquez de vecino.

– 6 son las películas que he visto en los últimos días

– 12 son los tequilas que conseguí tomarme una noche de esas “memorables”.

– 1421 son los libros que tengo en esta casa.

– 12,5 son los centímetros de mis zapatos de tacón más altos.

– 27 es el número de perfumes que tengo actualmente.

– 10 son las palabras que componen una de las mejores frases de cierta canción “pero ahora prefiero ser un indio que un importante abogado”.

– 16305 son las visitas que tiene el blog justo en este momento.

– 8 son los pendrives que tengo en varias mesas.

– 11 las llamadas que he recibido hasta ahora mismo.

– 72 son las horas que hace que no hablo con Marjonita

– 31 segundos hace que no sonrío.

– 64 son las veces que se repite  la palabra “ruido” en un tema de Sabina con el mismo nombre.

– 1.60 x 2.10 son las medidas de mi cama.

– 137 son los puntos que me gustaría pintar en el cuerpo de alguien y luego unirlos para ver qué dibujo resulta.

– 53 son las fotos que tenía hoy la dueña de la habitación cuando he decidido hacer la mía.

======================================================
P.d. Este tema es simplemente casi tan bueno como el sexo


placer

Cosas pendientes antes de fin de año…

– Correrme una juerga con tequila reposado con Rocío, Enrique y quién se quiera apuntar.

– Comprarme unas botas altas hasta la rodilla, de cuero negro, con un tacón imposible que me hagan sentirme la dueña del mundo.

– Ver a Fito y Sabina en concierto, los dos en Bilbao y Depeche Mode en Madrid. Entradas cogidas para los 3.

– Comprarme el nuevo cd de Bob Dylan que es de villancicos y pisotearlo hasta hacerlo añicos. Este hombre va cada vez peor.

– Escribir un post sobre el caso Gürtel, pero apesta tanto que no me apetece. La gente como Costa y Camps deberían morir y me da miedo que esa gente es elegida por el puto rebaño que me rodea. Qué miedo. Pero más miedo me da que el político mejor valorado actualmente es la lamentable de Rosa Díez. Esa señora es penosa. En serio… A Anguita cualquier día le da otro farrús y se nos va.

– Terminar de decorar mi casa, que siempre que miro a mi alredeor últimamente me acuerdo de “Reformas Usillo”… (Si no habéis visto El milagro de P.Tinto, no vais a entender esto.)

– Reservar un viaje a *****. Me falta saber los días y elegir hotel. Sin planning alguno.

– Enviar a Marcos una postal que le debo y otras cuantas cosas.

– Escanear una postal a Eones.

– Ver las nuevas temporadas de The Big Bang Theory y Californication. Curiosear True Blood a ver si su fama es merecida.

– Hacer la mazmorra de Onyxia hasta el final en el Wow…

– Apoyar y animar a Rocío con su enfermedad. Estar ahí cuando la operen. Y después también. Regalarle una caja industrial de chupa chups/caramelos para que no vuelva a probar un cigarro.

– Conocer al novio ( por fin!! ) de Ana y ver cómo suben mis niveles de azúcar en sangre. Recordarle todo el rato esas mil veces que me ha dicho eso de “el amor no es para mí”.

– Decidir si celebro o no mi cumpleaños.

– Pasar un par de noches con el Nen hablando de todo. Que conste que cada vez entiendo más su decisión de pasar del móvil. Si se nos uniera el perri sería estupendo.

– Aparecer una noche por el barquito de marras para saludar a mi Betadine particular, que sé que de vez en cuando se pasa por aquí. Imagino que para desintoxicarse de lecturas pesadas y lerdas cibernéticas.

– Leerme un par de libros de Murakami y otro de Almudena Grandes que me miran inquisitivamente desde las estanterías.

– Ir a cenar o de copas con los amigos de Storm.

– Seguir teniendo fans paranoides y esquizos.  Esto me hace recordar que una vez, en cierto chat, le toqué la moral tanto a una lerda que se tuvo que tomar un ansiolítico y tuvo que dejar su puesto de trabajo durante una hora. Era/es vigilante jurado. Su perfil esquizo es lo más. No me extraña que algunas estudien psicología: es para entenderse cuando se miran al espejo y se preguntan eso de “¿qué hago con mi vida? yo que soñé tener un novio forma y un adosado al lado del Carrefour y sin embargo voy de cama en cama, resignada porque el que yo quiero no me quiere, y sabiendo que voy a terminar de administrativa en clínicas Vital Dent”. Muhahahah. Me encanta.

– NO ir a ver “Ágora” de Amenábar. Si quiero fantasía histórica, me leo “Memorias de Adriano” de Marguerite Yourcenar”  o “No digas que fue un sueño” de Terenci Moix. Y si quiero ver macro-producción, me repaso Ben-Hur. Que el director este bajito no ha inventado nada nuevo.

– Conseguir tener como prescriptor a Irontec y deshacerme de Vocari, cuyo servicio de soporte es penoso y casi inexistente. No soporto la incompetencia laboral. Los chavales de Irontec, sacados de TBBT, son tremendos y su trato de post cliente es maravilloso. Lo conseguiré.

– Comprarme unos Godiva y disfrutarlos lentamente mientras escucho a Sinatra. Ah! la comida… ese placer erótico.. .

Como dice Cesare Pavesse:

” En el fondo, el placer de follar no supera al de comer. Si estuviera prohibido comer como está lo otro, habría nacido toda una ideología, una pasión del comer, con normas caballerescas. Ese éxtasis del que hablan -el ver, el soñar cuando follas- no es sino el placer de morder un níspero o un racimo de uvas.”