Posts etiquetados ‘Preguntas’

TOO MUCH FLESH…

Publicado: 26 enero 2010 en La Rebelión De Las Masas
Etiquetas:, ,


¿Sabías qué…

…me fijo mucho en la manera de comer de la gente, que disfruto viendo comer a los demás e irremediablemente lo asocio al sexo y a veces me puedo quedar embobada mirando a alguien???

…a  cierto actor de una serie española de policias de medio pelo de Antena 3 se le conoce en la noche madrileña como “el comebolsas” porque siempre se deja invitar a una ralla pero él nunca lleva?

…no soporto a la gente que te dice que en su coche “no se fuma, no se come, no se bebe y, por supuesto, no se folla”??

…en 1969  los integrantes de Led Zeppelin usaron un tiburón vivo para abusar sexualmente de una de sus groupies ???

…puedes vivir sin haber visto a Sonic Youth, pero deberías vivir lo suficiente como para ver a Chemical Brothers ???

…que no existe un “cuarto oscuro” sólo para chicas y sin embargo hay miles en los locales gays ???

…la fama puede ser un elemento pacificador ???

…que la gente de ciencias es más lista que la de letras, es un hecho puramente empírico, pero como se expresan peor, los “humanistas” disimulan y pasan por más inteligentes ???

…que existe un juego sexual llamado “Paella” que está de moda en las despedidas de solteras de Levante y que consiste en que las amigas y las novia se reunen a zamparse una paella, todas con falda y sin bragas, mientras un tío está debajo de la mesa y provisto del típico protector de látex, las va practicando a todas y cada una de ellas sexo oral hasta llegar a la novia con la que se esmera bastante más ???

…el primer trabajo de Mario Conde fue en su época de estudiante en la universidad de Deusto, donde resumía las clases  de Derecho en apuntes que luego vendía a resto de sus compañeros ???

…la gente que me cae mal al principio luego se convierte en mis inseparables ???

… que una vez yendo con 3 amigos  me paró la policía porque estábamos cerca de una zona de compra-venta de drogaína y al hacernos bajar del coche, el policía más mayor me miró, yo le miré con cara de “oseaporfavorquéfuerte” abriendo mucho los ojos como el gato de Shrek y me dijo “pero hija, qué haces en este sitio?? cómo se nota qué te has equivocado de salida” y nos devolvió los dnis/pasaporte mientras nos hacía un mapa sobre cómo salir de “esta zona de malvivir” ???

…que probablemente estudie Derecho si consigo congraciarme con la Uoc ???

…que el Summercase está al caer ???

…que me gustaría que dijeras siempre lo que piensas, aunque no sea ética ni políticamente correcto ???

Hoy una personita peculiar a la que apenas conozco,  me ha preguntado:


blog2


Y para contestar a esa pregunta, he tenido que remontarme hasta el año 2005. Primero he pensado “no puede ser, eso son ya 4 años, casi 5 de blog”, pero así es. Entonces he ido a mi primer blog y en el primer post, he recordado uno de los comentarios más especiales que me han dejado:


blog

Creo que mi blog surgió de la necesidad de expresar todo aquello que no tengo miedo a decir en voz alta, pero que no me apetece compartir con todo el rebaño que me rodea. Es como un filtro que, una vez pasado, me hace ver la calidad de algunas personas.  Siempre he escrito lo que me ha apetecido, por eso mis post a veces son delirantes, a veces egocéntricos, inteligentes y como no, coñazos y típicos. Mi blog me permite presentarme como una montaña rusa que te provoca sensaciones, pero que nunca te deja indiferente.

Este blog me deja observar cierta parte del mundo desde la barrera de los píxeles, y me ha hecho “conocer” gente realmente peculiar.  Por ejemplo, me ha afianzado vínculos con el Nen y ambos sabemos cómo nos va por “su blog-mi blog”. Escribir en el blog cuándo, cómo y donde quiero es como tener ese amigo invisible al que le puedes contar todo sin escuchar réplica alguna. No siempre me apetece marcar un número de teléfono, abrir una ventana de msn o quedar a tomar un colacao. Un católico diría que es como tener un confesor las 24 horas del día.

Me apasiona que mi blog no guste a todo el mundo porque no tiene ese propósito. Si, ya, es algo que decimos todos los blogueros y todos tenemos nuestro orgullo escrito. Pero lo que me importa es el objeto, destino o propósito de algunos comentarios, no el comentario en sí. Una persona que me llame “Zorra” no me ofende, simplemente me indica que he tocado algún punto crítico y eso es lo interesante. Igual que me parece maravilloso que algunas personas cedan unos minutos de su inextimable tiempo para pasarse por aquí de vez en cuando.

Respecto a mis comentaristas… sólo decir que viven, respiran y se nutren como yo.Formamos un puzzle incompleto que ninguna de las dos partes quiere terminar.

Mi respeto para unos y mi extrema curiosidad para otros.

Querida personita, espero haber satisfecho una mínima parte de tu curiosidad.  No pretendo satisfacerla toda de una vez porque entonces,   esto dejaría de ser interesante para todas las partes…

P.d. Hace tiempo, una persona con cierto desequilibrio emocional me dijo que yo era una psicópata y que lo sabía porque los colores de mi blog son el rojo y el negro, y esos son los colores favoritos de los psicópatas.

Quién sabe si el tiempo le dará la razón. De momento, se la podría presentar a Luis, que le ponen cachondo las bipolares/esquizoparanoides.

Me pregunto qué colonia lleva. Si duerme boca abajo o tiene insomnio. Me pregunto si empieza a leer los periódicos y los comics por la última hoja. Quiero saber su reacción cuando le dicen que lleva la etiqueta colgando en ese jersey que compró ayer. Si es de los que en el cine se queda hasta el final de los créditos. Si recuerda lo qué es un Delorean. Me pregunto si ha buscado mi nombre en Google o en ese otro sitio. Me pregunto si, a parte de leer, intuye. Si alimenta día a día su rompeolas: si entiende que no quiero derribarlo, sólo pasear por él. Me pregunto qué descubre en las caras de la gente que ve a diario. Si su inteligencia ha sido medida alguna vez por uno de esos estúpidos tests de las revistas o internet. Si se ha reído al ver el resultado. Quiero saber si ha aullado alguna vez a la luz de la luna. Si ha llorado mientras llovía. Me gustaría saber si se ha sentido libre. Si acaricia el teclado mientras duda en qué responder. Si ha roto el silencio de la noche con un jadeo. Si conoce la honestidad brutal. Si lo primero que hace tras decir “la vida es una mierda” es sonreír. Si lo último que hace antes de entristecerse es decir “no pasa nada, todo está bien”. Quiero saber desde qué edad recuerda el olor del salitre. Saber si se equivocó al leer la galleta de la fortuna. Me pregunto si recuerda el fragmento de una canción que dice “Cómo te retumba el pecho, tranqui solo es mi maltrecho corazón, que se encabrita cuando oye tu voz, el muy cabrón”. Y si recuerda a Sabina diciendo “No hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca jamás sucedió”

Pero ya sabemos… a preguntas embarazosas… respuestas anticonceptivas…